«Soul” en la antesala de los Oscar

Aunque la música siempre ha sido una parte importante de las películas de Pixar, en Soul se convierte en una parte fundamental.

Imágenes modificadas:  Alfombra roja en la 81a edición anual de los Premios de la Academia en el Teatro Kodak de Los Ángeles. Fuente Autor: Greg in Hollywood (Greg Hernandez)  Attribution 2.0 Generic y Logotipo de la Película de «Soul», Fuente, Autor: Pixar Studios, Wikimedia.

Irene Pérez, Madrid, 11/01/2021, 18:46h

Lo nuevo de Pixar aspira a convertirse en la tercera cinta de animación nominada al Oscar a la Mejor Película y es la favorita para adjudicarse el premio a la Mejor Película de Animación y también el de Mejor Música Original.

Soul la nueva película de Pixar que podemos ver en Disney + cuenta la historia de Joe Gardner, un profesor de música que tiene la suerte de tocar en el mejor club de jazz de Nueva York. Sin embargo, acaba en El más atrás, un lugar de fantasía en el que conoce a 22, un alma precoz que nunca ha entendido lo bueno de vivir como ser humano. Joe trata de explicarle a 22 lo maravillosa que es la vida por lo que la película acaba reflexionado sobre grandes preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez.

¿Se trata de una película para niños?

No es la primera vez que Pixar produce una animación que hace pensar en grandes temas como la ecología en Wall. E, el tránsito a la edad adulta en Toy Story 3, los miedos infantiles en Monstruos S.A o en la muerte con Coco.

A pesar de su complejidad, Mario Torrecillas director de PDA (Pequeños Dibujos Animados) asegura: “No se puede, ni se debe, subestimar la imaginación de los niños”. “Siempre hemos tenido en la cabeza la convención de que las películas de dibujos son solo para niños. Y la animación es un lenguaje audiovisual con su propio abecedario. No solo existe la A. También están la B y la V. La clave del éxito de Pixar es juntar la A con la V, y hacer películas de cien millones de dólares con un alcance de llegada muy potente, juntando distintas letras del abecedario como solo Miyazaki y su estudio Ghibli se habían atrevido a hacer hasta ahora” explica Tordesillas.

Para Javier García Rodríguez, escritor y profesor de Literatura Comparada, Soul no es una película infantil como tampoco lo son Alicia en el País de las Maravillas, Moby Dick o La Isla del Tesoro. El sentido de la vida, las decisiones, vivir es suficiente, son temas que se tratan en la película con un mensaje que tal vez no llega a los niños ya que exige un pensamiento simbólico que todavía no tienen pero sí les exige superar ciertas limitaciones y eso siempre es bueno.

De este modo, se trataría más de una película de animación para adultos. Los americanos saben que una película solo para niños no alcanza para hacer rentable un presupuesto de 100 o 150 millones de dólares por eso tienen que diversificarlas, hacerlas tanto para niños como para adultos.

La banda sonora de Soul

Aunque la música siempre ha sido una parte importante de las películas de Pixar, en Soul se convierte en una parte fundamental.

Los realizadores querían representar este género musical de forma auténtica así que contrataron a profesionales del mundo del jazz como Hancock, Daveed Diggs, Ahmir “Questlove” Thompson y la baterista, compositora, productora y divulgadora de jazz estadounidense Terri Lyne Carrington.

Los dos mundos de Soul exigieron dos músicas diferentes que los definieran. De ellas se encargaron Jon Batiste, responsable de las composiciones de jazz y Trent Reznor y Atticus Ross de la banda original que oscila entre el mundo real y el mundo de las almas.

El jazz es un aspecto tan importante de Soul que los realizadores querían asegurarse de que todas las actuaciones fueran auténticas. Este enfoque implicó la participación de varios departamentos y cientos de horas de trabajo para lograr la aprobación de los músicos de jazz.

La productora Dana Murray añade: “La autenticidad que logramos con Joe al piano y Dorothea al saxofón fue uno de los aspectos más destacados de toda la actuación. Te pierdes en las actuaciones, te pierdes en la música, y eso es justo lo que queríamos conseguir”.

La banda sonora ya ha sido lanzada en tres modalidades: dos vinilos, uno dedicado a la música de Jon Batiste, y otro con la banda sonora que Trent Reznor y Atticus Ross dedicaron a Soul, además de la edición digital para plataformas streaming, en donde se condensa la labor de los tres compositores en una sola presentación.