Pablo Hasél, el rapero encarcelado por injuriar a la Corona

Pablo Hasél entra en prisión después de ser detenido por los Mossosd’Esquadra en la Universidad de Lleida donde se había encerrado para evitar que lo encarcelaran.

17/02/2021, 11:45h

Pero ¿quién es Pablo Hasél?

Pablo Rivadulla Duró, es un rapero español que tomó el nombre de Hasél de un personaje de un libro de cuentos de literatura árabe. Debutó en la escena underground con “Esto no es el paraíso” en 2005 y desde entonces se ha dedicado al rap político.

¿Qué ha hecho?

En 2014 fue condenado a dos años de cárcel por ensalzar el terrorismo mencionando a organizaciones como ETA, Terra Lliure y Al Qaeda en sus canciones y redes sociales, sentencia que quedó finalmente en suspenso. Sin embargo, en 2018 volvió a ser condenado por el mismo motivo a dos años y a 24.300 euros de multa, rebajado finalmente por la Sala de Apelación a nueve meses de prisión, decisión ratificada por el Tribunal Supremo el pasado año 2020.

La causa de esta decisión ha sido una canción titulada “Juan Carlos el Borbón” en la que aparecen frases como “apuntaba maneras cuando mató a su hermano Alfonsito”, “heredero de Franco”, “no es amigo del pueblo sino de la banca” y “sueño verlo saltar por los aires”. Además, el motivo de su ingreso se debe a 64 mensajes de Twitter como:

01/06/2016

Militante antifascista relata las torturas que sufrió por parte de la policía.

01/08/2016

Quisieron exterminarte y jamás podrán hacerlo, porque tu voz son los gritos de las desesperadas. (Imagen de la lápida de Isabel Aparicio Sánchez).

07/08/2016

La policía asesina con total impunidad: Iñigo Cabacas, inmigrantes, etc. Pero Pablo Iglesias dice que nos protegen.

24/12/2016

Un año más con la mafiosa y medieval monarquía insultando a la inteligencia y a la divinidad con dinero público. Parece mentira.

Esta detención ha causado una gran indignación por parte de  miles de personas. Incluso más de 200 artistas, entre ellos Pedro Almodóvar, Joan Manuel Serrat o Javier Bardem, firmaron un manifiesto en el que reclamaban su liberación.

Según ellos es un error sentenciar y llevar a la cárcel a personas por las palabras que utilizan ya que supone ir contra la libertad de expresión. Por muy mal que suene el contenido, en este caso de las canciones, no debe de haber miedo  a opinar libremente.