Muere el embajador italiano en un ataque a un convoy de la ONU en la República Democrática del Congo

Fue asesinado este martes junto a su escolta, en un ataque a un convoy de las Naciones Unidas cerca de la ciudad de Goma

Asesinado a tiros en el Congo

Yordan Roque Álvarez, 22/02/2021, 14:45h

El embajador italiano en la República Democrática del Congo, Luca Attanasio, de 43 años, fue asesinado este martes junto a su escolta, el carabinero Vittorio Iacovazzi (30), en un ataque a un convoy de las Naciones Unidas cerca de la ciudad de Goma, en territorio de Kanyamahoro, en la parte oriental del país. Murió también el conductor congoleño Mustapha Milambo. Formaban parte de un convoy del Programa Mundial de Alimentos, dentro de la misión de la ONU para la estabilización en la RDC (MONUSCO). 

Fuentes de la policía local explicaron que el embajador Attanasio y el carabinero fueron capturados y llevados a un bosque, después de que el comando matara a su conductor. El convoy fue atacado por al menos seis personas. Cuando llegó la policía, procedente de un cuartel a pocos centenares de metros, se inició un tiroteo en el que murieron los dos rehenes. Según fuentes de los servicios de inteligencia citadas por la agencia italiana ‘Adnkronos’, el ataque fue llevado a cabo por los rebeldes hutu de las Fuerzas para la Liberación de Ruanda , que cruzan el confín para robar, secuestrar y asesinar.

Se trata del principal grupo de rebeldes ruandeses adheridos a la doctrina ‘Hutu Power’, que opera en la zona este del país. En ese territorio, en Virunga, en la frontera entre Congo, Ruanda y Uganda, hay varios grupos armados. Ponen su atención en los guardias del Parque Nacional Virunga, famoso porque aquí vive alrededor de un tercio de los gorilas de montaña del mundo.

El convoy, compuesto por siete personas en tres vehículos jeep, fue asaltado a las nueve de la mañana, hora local del Congo (diez hora peninsular española). Se dirigían hacia Goma para visitar el Programa de Distribución de Alimentos Escolares del World FoodProgrammen Rutshuru. Así lo hizo saber la agencia de la ONU, que especifica: «Con anterioridad, se había autorizado a viajar por esa carretera sin escolta por considerarla segura».

En efecto, en las fotografías puede verse que los jeeps utilizados no estaban blindados. Pero algunos medios indican que se trata de una zona del país considerada de alto riesgo, por los rebeles de las Fuerzas para la liberación de Ruanda.

La fiscalía de Roma abrió una investigación por secuestro de personas con fines terroristas. Los magistrados, encargados de los delitos cometidos en el extranjero con víctimas italianas, delegaron la investigación en los Carabineros del Grupo de Operaciones Especiales, que llegarán este martes a Kinshasa, la capital del país.