El mundo mantiene el optimismo respecto al futuro pese al cambio climático, la crisis de salud y la incertidumbre laboral

La agencia de la ONU para la salud pide a la gente que no esté complacida porque se estén desplegando las vacunas y le ruega que cumpla las normas de higiene básicas para evitar la transmisión del virus y salvar así muchas vidas. Además, denuncia que la carrera de los países por obtener la vacuna está encareciendo su precio y dejando a las naciones pobres sin posibilidad de vacunación, lo que abre el camino al virus para su mutación y pone en peligro toda la estrategia contra la pandemia.
Personas atentas, Fuente: PIXABAY

09/01/2021

A partir de enero de 2020, la ONU emprendió la tarea sin precedentes de preguntarle a más de 1,5 millones de personas en 193 países sus esperanzas y temores sobre el futuro, así como sus ideas con respecto a la cooperación internacional y a las Naciones Unidas en particular.

Este ejercicio, que tuvo un giro frente a la realidad marcada por la pandemia y agregó las prioridades de la gente de cara a la recuperación de la crisis del COVID-19, mostró que, no obstante la devastación, el avance del cambio climático y la incertidumbre que sufre el mundo, existe gran optimismo sobre lo que la humanidad puede lograr si actúa unida.

La consulta global ONU75 indicó que el 97% de los participantes apoyan la cooperación internacional para afrontar los retos y amenazas que se ciernen sobre el mundo. 

Personas multicolor, Fuente: PIXABAY. 

A la altura de las circunstancias

Al divulgarse este viernes los resultados de la encuesta, el Secretario General de la ONU subrayó el espíritu de colaboración manifiesto y lanzó a los integrantes de la Organización el desafío de estar a la altura de las circunstancias.

“Esto representa un compromiso muy sólido con el multilateralismo y la misión de las Naciones Unidas. Ahora depende de nosotros -los Estados miembros y el Secretariado de la ONU- estar a la altura de las expectativas de la gente que servimos”, puntualizó António Guterres.

En vista del retroceso en el nivel de desarrollo humano y la agudización de la desigualdad evidenciadas por la pandemia, el primer asunto de atención inmediata debe ser el acceso generalizado a los servicios básicos y el apoyo de a las comunidades más golpeadas por la pandemia.