El Gobierno holandés dimite en bloque por el escándalo en las ayudas al cuidado de niños

Las sospechas de estafa a gran escala de estas familias se han demostrado infundadas, pero las disculpas ofrecidas por el Ejecutivo y los rigores de la pandemia no han impedido su caída

Jordan Roque Álvarez, 16/01/2021

 El Gobierno de coalición de centroderecha de los Países Bajos ha dimitido este viernes por el escándalo sobre los subsidios familiares para el cuidado de los niños fuera del hogar. El fiasco se ha venido fraguando desde 2014 y no solo ha revelado los fallos de la autoridad fiscal.

Unos 26.000 padres han sido víctimas de la dureza extrema de un sistema de vigilancia de ayudas que, en busca de posibles fraudes, incurrió en discriminación al investigarles sobre todo en función de su origen, ya que la mayoría eran padres de ascendencia turca o marroquí. Las sospechas de estafa a gran escala de estas familias se han demostrado infundadas, pero las disculpas ofrecidas por el Ejecutivo y los rigores de la pandemia no han impedido su caída ante la evidencia de que los progenitores se endeudaron y llegaron a perder, en ocasiones, la casa y el empleo.

Y de que tuvieron que soportar el estigma social de ser señalados por un delito que no habían cometido.